home Alimentación, Nutrición Cinco sencillos consejos para ser un vegano sano

Cinco sencillos consejos para ser un vegano sano

Lo importante es tener claro que uno se puede llamar a sí mismo vegano o vegana cuando más allá de la alimentación rechaza el uso de animales en cualquier ámbito –espectáculos, moda, experimentación… Si solo comes “vegano” eres una persona con una dieta cien por cien vegetal.

No pasa nada por ser vegano y querer estar sano, meterse en la cocina y hacer platos utilizando superalimentos, desterrando los hidratos de carbono refinados, el gluten… No debería ser censurable querer estar bien y ser consciente de lo que le das a tu cuerpo. Al igual que una persona vegana no tendría que estar justificando ante otros por qué tiene unos kilos de más o está gorda, tampoco lo habría de hacer por estar delgada y cuidarse.

Lo que está claro y muchos ya lo habréis comprobado en vuestros propios cuerpos es que la alimentación vegana puede ser sana o no. Esto nos lleva a reiterar que el veganismo no es una dieta y que por lo tanto no persigue ser saludable ni ayudar a perder peso, sino que se engloba dentro de una ética que respeta a los animales, en este tema en concreto al no comérselos.

En este punto llegamos a nuestros cinco sencillos consejos para ser veganos sanos y nos damos cuenta de que podrían aplicarse a cualquier persona siga la alimentación que siga –algo realmente esclarecedor para no perder nunca de vista la ética.

Eliminar los productos refinados, sustituirlos por integrales, y eliminar el azúcar “blanco” por opciones como el sirope de ágave, el azúcar de coco o la panela.

Dar los papeles protagonistas en nuestra alimentación a verduras, hortalizas, legumbres y frutas. Evitar los procesos de cocinado que favorezcan la pérdida de vitaminas, cuanto más crudo mejor.

Identificar las grasas saludables y evitar las “trans” o parcialmente hidrogenadas. Es fácil detectarlas casi sin mirar las etiquetas, todo lo que pienses que no es sano y que está muy procesado probablemente las contenga. Las saludables las encuentras en semillas, frutos secos, aceites vegetales como el de oliva y coco o el aguacate.

Intentar cocinar nuestra comida y evitar los alimentos procesados. Ser conscientes de lo que utilizamos para preparar nuestros platos, nos hace comer mucho mejor y sobre todo más “limpio” evitando las aromas, colorantes, demás sustancias artificiales… y procesos de preparación agresivos y nocivos.

Hacer deporte para mantener el cuerpo en marcha, pero también la mente. Ya sabéis que los deportistas veganos debéis incluir en vuestra dieta frutos secos y semillas y también ayudan los preparados de proteínas vegetales –cáñamo, guisante y arroz integral son un trío muy recomendable. Dependiendo de vuestra actividad tendréis que programar múltiples y pequeñas comidas al día para llegar a una determinada ingesta calórica.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 

Necesitamos tu nombre, email y web (opcional) para poder publicar tu comentario. Los datos introducidos solo serán utilizados para ese propósito.  En cualquier momento podrás ejercer tu derecho de acceso, rectificación, cancelación, información y oposición tal y como se describe en nuestra política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR