home Activismo, Alimentación, Entrevistas, Libros, Moda, Noticias, Novedades Cristina Santos: «Comer una hamburguesa equivale al agua de la ducha de un mes»

Cristina Santos: «Comer una hamburguesa equivale al agua de la ducha de un mes»

Charlamos sobre sostenibilidad y mucho más con Cristina Santos que es la autora del libro Cuando la Tierra pide SOS, publicado por Diversa Ediciones –aquí tenéis nuestra reseña. Periodista y comunicadora audiovidual, siempre tuvo inquietud por la lectura y escritura y se inició en el mundo blogger con tan solo 12 años. Cuando tuvo que elegir sus estudios pensó que el planeta necesitaba no solo científicos y políticos, sino también buenos comunicadores, y durante esos cuatro años realizó cursos complementarios relacionados con el cambio climático, la moda sostenible, y la conservación medioambiental.

Tras acabar la carrera, recibió la oportunidad de publicar su primer libro, basado en su blog de sostenibilidad La Vida Uve. Mientras lo escribía, se fue a Letonia a trabajar un año en una ONG en la que dio charlas sobre cero residuos, alimentación vegana y moda sostenible, y en la que pudo implementar cambios y medidas sostenibles en la propia organización. Ahora, en España, está estudiando nutrición vegana y está a punto de iniciar estudios en naturopatía.

Comenzamos por objetivos y Cristina nos cuenta cuáles eran los principales que tenía en mente al escribir Cuando la Tierra pide SOS. «Tenía en mente dos grandes objetivos. Por un lado, y a diferencia de todo lo que había leído hasta el momento, construir un manual que se centrara en las soluciones, y no solo en los problemas. Eso implicaba salirse de la tendencia ‘apocalíptica’ y traer una esperanza realista a las muchas personas que están de verdad interesadas en el planeta. Por otro lado, hacer de todos esos datos que he ido aprendiendo con los años información accesible y en español, dinámica, entretenida, y clara como el agua para que esté al alcance de todos».

Cristina Santos: "Comer una hamburguesa equivale al agua de la ducha de un mes"

Hablamos de «modas» en la opinión pública en lo que se refiere a temas de concienciación como las acciones frente al cambio climático, el apoyo al comercio local y artesanal, el reciclaje… «Creo que, como todas las modas, tiene su lado positivo y su lado negativo. Debido a que ahora hay mucha más concienciación (cosa que es maravillosa), ahora vemos muchas empresas que pintan sus servicios y productos con palabras como ‘eco’, ‘eco-friendly’, o ‘biológico’ sin verdaderamente entender o hacer cambios reales», explica.

«Hay que tener mucho cuidado, pues, de que no nos engañen con estéticas o palabras que muchas veces no significan nada. Aun así, es fantástico que se normalice cada vez más el comportamiento sostenible, que se hagan marchas por el clima, que se popularicen las campañas de comercio justo, que se intente reducir el plástico… ¡Todo paso, por pequeño que sea, cuenta!».

«Que la sostenibilidad esté de moda ahora es una gran oportunidad para impulsar lo que hace años debería haberse hecho. Ahora solo tenemos que recordar que el futuro del planeta debe seguir preocupándonos cuando llegue otra tendencia. ¡Es un estilo de vida que debe quedarse con nosotros!», enfatiza.

Llegamos a la alimentación vegetal y Cristina lo tiene claro: «Sin duda, la alimentación vegetal es uno de los temas que más se ignoran, y es precisamente por ser el que más impacto tiene. Muchas veces se habla de que su dificultad es el hábito o la tradición, pero ¿cuántas veces hemos cambiado de hábitos y dejado atrás tradiciones que estaban acabando con nuestra salud o nuestro hogar?»

«Hoy tenemos la suerte de que es tremendamente fácil pasarse a una dieta vegetal; tenemos acceso a una gran cantidad y variedad de alimentos todos los días del año, a proteínas vegetales asequibles, y a sustitutos vegetales deliciosos para prácticamente todo (desde queso brie y nata montada hasta gambas y kebab)».

«El problema viene del sistema ganadero actual, de sus destructivas consecuencias y de una economía construida a partir de un sistema totalmente insostenible. Cambiar este sistema es posible – hay muchos expertos preparados para guiar el proceso paso a paso. Pero tenemos que ser conscientes de que, además, cambiar este sistema es NECESARIO. No solo se trata del planeta y de la vida de billones de animales (razones suficientes), sino también de sanidad, justicia social y justicia alimentaria», enumera.

«Todo está conectado, y debemos cuestionarnos por qué los océanos están en su peor momento de la historia de la humanidad si llevamos veinte años reciclando, y por qué la pobreza energética y la sequía siguen aumentando cuando casi toda la sociedad ya cierra el grifo mientras se lava los dientes. Tenemos que tener pensamiento crítico. Cada pequeño acto cuenta, pero lo que se nos ha dicho en las campañas de sostenibilidad no son pequeños actos hacia la mejoría… ¡son básicos de los que debemos partir!», explica.

«Basta con mirar cualquier informe o estudio de los últimos quince años para ver la realidad. La ganadería industrial arrasa con el planeta y con los recursos, y comer una hamburguesa equivale al agua de la ducha de todo un mes. Ya no es posible mirar hacia otro lado o hacerse el sordo; los datos se han puesto al día y nos exigen una respuesta».

«Nosotros tenemos un gran poder tres veces al día, cada día, con lo que ponemos en nuestro plato. El cambio, realmente, empieza ahí», asegura.

Cristina Santos: "Comer una hamburguesa equivale al agua de la ducha de un mes"

Le pedimos que nos dé consejos básicos para ahorrar recursos, en su libro se pueden encontrar más de 100 ideas para mejorar nuestro estilo de vida, pero para iniciarnos en la sostenibilidad y, además, cambiar por completo nuestra huella ecológica, estos son sus siete consejos principales:

  1. Pasarte a una empresa o cooperativa de energía renovable (¡cada vez hay más, y el cambio es rápido y fácil!).

  2. Sustituir la carne por proteína vegetal (legumbres, vegetales y hortalizas, y sustitutos de la carne como Beyond Burger o Heura) y la leche de vaca por bebidas vegetales.

  3. Elegir entre uno y cinco productos básicos de tu despensa para comprarlos de comercio justo (ej. café, chocolate, té verde, canela…).

  4. Hacerte con un buen filtro de agua para casa y con una buena botella reutilizable para dejar de comprar botellas de agua de plástico.

  5. Descubrir cuál es tu estilo personal y qué tipo de prendas te gustan y te sientan bien, para poder hacer compras más selectivas y de calidad.

  6. Elegir ver un documental (Cowspiracy, Forks Over Knives, What the Health…) o leer un libro (Vive Vegano, Vivir sin Plástico…) sobre un tema del que quieras saber más. ¡Puede cambiar por completo tu visión del mundo!

  7. Entender que el optimismo es tan importante como la constancia, y que toda acción individual es necesaria y efectiva incluso cuando no vemos el resultado.

 Fotos | Cristina Santos y Diversa Ediciones.
Infografía | Madrid Vegano
Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 

Necesitamos tu nombre, email y web (opcional) para poder publicar tu comentario. Los datos introducidos solo serán utilizados para ese propósito.  En cualquier momento podrás ejercer tu derecho de acceso, rectificación, cancelación, información y oposición tal y como se describe en nuestra política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR