home Activismo, Alimentación, Noticias, Novedades, Nutrición, Organizaciones Consejos para alimentarnos vegetal y equilibradamente en el confinamiento

Consejos para alimentarnos vegetal y equilibradamente en el confinamiento

En este artículo encontraréis una serie de consejos muy útiles para alimentaros de manera vegetal y equilibradamente en el confinamiento. La dietista-nutricionista de la Unión Vegetariana Española y colaboradora de Proveg España, Cristina Casado explica cómo hacer una compra duradera para evitar salir de casa y garantizando una buena nutrición. En estos momentos estamos viviendo una situación única y que nos está poniendo a prueba emocionalmente y no es extraño que usemos la comida para calmar el estrés que estamos sintiendo. Desde el punto de vista fisiológico, nuestras glándulas suprarrenales liberan cortisol, una hormona que aumenta el apetito y nos lleva a comer, sobre todo alimentos con alto contenido de grasa, azúcar o ambos. Sabiendo que somos humanos y que en ciertos momentos podemos darnos un capricho en lo que se refiere a la alimentación, a la larga tener una despensa bien organizada, nos ayudará en nuestro encierro.

Artículos relacionados | Cristina Santiago aconseja cómo llevar una alimentación vegana sana y Cristina Santiago nos cuenta si existe relación entre nutrición y Covid-19 

1. Compra alimentos no perecederos

Lo mejor es optar por alimentos secos: legumbres y cereales. Además, son los más baratos del mercado. Entre las legumbres, se pueden adquirir lentejas, garbanzos, alubias blancas, pintas, rojas, frijoles negros, pastas de legumbres o soja texturizada fina y gruesa. Respecto a los cereales, es buena idea elegir pasta, arroz, cuscús, quinoa, maíz de palomitas, avena y muesli. El pan puede comprarse en más cantidad de la habitual y congelarse en porciones. Y, si te animas, tener harina de gluten puede servir para hacer seitán casero e igualmente conservarlo en el congelador.

Nota de Madrid Vegano: Hemos descubierto durante el confinamiento lo útil que es la pasta de legumbres para facilitar a Jon, nuestro hijo y un bebé que hace BLW que coma legumbres. La avena ha sido una gran aliada para hacerle galletas.

2. Sigue comiendo verduras

Tanto las conservas en botes de cristal o latas como las verduras congeladas son elecciones muy sanas y nutritivas. Los tubérculos y raíces son opciones que aguantan mucho tiempo. Por tanto, es muy buena idea comprar patatas, zanahorias y boniato. En cuanto a verduras frescas, las cebollas y los ajos suelen aguantar mucho tiempo también. Igualmente los tomates y la lechuga tipo iceberg o romana. Algunos ejemplos de verduras en conserva aconsejables son el tomate triturado, la menestra de verduras, pisto, alcachofas, espárragos, maíz dulce, encurtidos… Congeladas, puedes escoger entre brócoli, coliflor, guisantes, judías verdes, espinacas, setas y mezclas de verduras congeladas.

3. La fruta no puede faltar

Si quieres mantener una buena alimentación durante el confinamiento, no puedes olvidarte de seguir consumiendo fruta fresca, para así garantizar el aporte de vitamina C. De entre ellas, la manzana es la que aguanta más tiempo, seguida de la naranja. Los plátanos se pueden comprar la mayoría verdes y un par amarillos, para que duren más tiempo. Puedes también elegir fruta enlatada y congelada, vigilando bien las etiquetas, para asegurarte de que no lleven azúcar añadido, sino al natural. Por ejemplo, piña, fresas y frutos rojos.

Nota de Madrid Vegano: Aquí somos fans de la fruta desecada, especialmente de los dátiles y orejones. Estamos utilizando los dátiles para endulzar las galletas que hacemos a nuestro bebé.

4. Frutos secos y semillas

Los frutos secos y las semillas, además de altamente nutritivos, son básicos que duran mucho tiempo, especialmente las nueces, las almendras, pipas de calabaza y semillas de sésamo y lino.

Nota de Madrid Vegano: Molemos nueces y semillas de lino y se lo incluimos al bebé en su comida para que adquiera omega-3. Nos encanta la crema de cacahuete, solo cacahuete sin azúcares añadidos, y nuestro hijo también la ha empezado a comer ya untada en un poco de pan.

5. Bebidas vegetales

Podemos aprovisionarnos también de bebida vegetal, yogures de soja, tofu y tempeh. Estos aguantan bien en el frigorífico hasta que los abrimos, y después duran 3-4 días.

6. Otros alimentos duraderos

El aceite de oliva, levadura nutricional o de cerveza, cacao puro, chocolate negro, café, e infusiones y las especias son otros alimentos que pueden tener de fondo de armario, ya que cuenta con una fecha de caducidad amplia.

Nota de Madrid Vegano: Además del cacao puro, a nosotras nos gusta mucho la algarroba como sustituto de este. Lo hemos utilizado para dar un toque diferente a las galletas que hacemos a Jon y no le disgusta.  Por supuesto, no olvidéis suplementaros correctamente si lleváis una dieta 100 % vegetal.

Más información | Proveg España

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 

Necesitamos tu nombre, email y web (opcional) para poder publicar tu comentario. Los datos introducidos solo serán utilizados para ese propósito.  En cualquier momento podrás ejercer tu derecho de acceso, rectificación, cancelación, información y oposición tal y como se describe en nuestra política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR