home Entrevistas, Noticias, Santuarios de animales #UnHogarSeguro, la campaña de Wings of Heart para cubrir las necesidades de sus habitantes

#UnHogarSeguro, la campaña de Wings of Heart para cubrir las necesidades de sus habitantes

Situado en la provincia de Madrid, en el santuario Wings of Heart conviven más de 300 animales de diferentes especies (cerdos, gallinas, pollos, ovejas, conejos…), víctimas de la explotación animal de la industria de la alimentación. Todos ellos requieren una serie de cuidados que a su vez conllevan unos gastos considerables y diarios como revisiones, desplazamientos, vacunas, esterilizaciones, medicamentos o tratamientos, por eso el santuario lanzó hace unos días la campaña #unhogarseguro (vídeo de la campaña) en la que piden colaboración para proporcionar la mejor vida posible a sus habitantes.

Desde Madrid Vegano os animamos a apoyar esta campaña -podéis hacerlo entrando en http://www.migranodearena.org/es/reto/13935/un-hogar-seguro-para-los-animales/– y para conocer en profundidad en qué consiste la campaña y la labor que se realiza en Wings of Heart, hemos hablado con sus fundadoras: Laura Luengo y Eduardo Terrer

Madrid Vegano (MV): Empezando por lo más “inmediato”, habéis lanzado la campaña #unhogarseguro: ¿cómo surge? y ¿qué acogida está teniendo?

Laura Luengo y Eduardo Terrer (LL y ET): En los últimos meses hemos rescatado a muchos animales que tenían la oportunidad de sobrevivir al matadero, y aún estando saturados de trabajo y gastos, no podíamos dejar que muriesen por no encontrar un hogar seguro. Es por eso que hemos tenido muchísimos gastos extra de veterinario y cuidados, de medicamentos y de alimentación y para poder afrontar los duros meses de invierno y seguir salvando vidas, necesitamos conseguir la cantidad de 9.655 € en tres meses.

La campaña está teniendo una buena acogida, ya que en apenas catorce días hemos recaudado más de 1.400 €. Hay mucha gente que nos apoya y cuando necesitamos ayuda siempre están ahí. Creen en el santuario y en la misión de salvar vidas, y por eso tenemos confianza en conseguirlo incluso antes de finalizar los tres meses.

MV: Además del apoyo económico la ayuda personas voluntarias es fundamental, ¿os cuesta encontrarlas?

LL y ET: El voluntariado siempre es una cuestión de vital importancia y muy compleja. Aquí y en cualquier organización. Por suerte están viniendo voluntarios de larga estancia ayudándonos en las tareas fundamentales de forma que podemos seguir creciendo, buscando terrenos, haciendo más trabajo de comunicación… En un santuario el trabajo es muy duro y hay veces que vienen voluntarios y se van antes de lo que tenían previsto. Siempre se está trabajando y disponemos de menos tiempo del que nos gustaría para disfrutar de los animales, pero lo hacemos todo por y para ellos, para que disfruten de una segunda oportunidad, de la vida que en realidad merecían vivir… y trabajamos en crecer para poder ayudar a muchos más.

MV:Fundar un santuario es una de esas decisiones que marca una vida, ¿cuál fue el detonante que os llevó a crear Wings of Heart?

LL y ET: Sí, lo es. Sabíamos que queríamos dedicar nuestra vida por entero a los animales. Su situación es tan terrible y urgente que no podíamos seguir llevando una vida “normal” con tantos necesitando ayuda. Justo antes de fundar Wings of Heart teníamos la duda constante de si iniciar un santuario o dedicarnos a la concienciación tal como se hacía en aquella época.

Pero en ese debate interno apareció un cordero en nuestras vidas, seguido, días después, de una oveja mayor abandonada en un arcén que nos cruzamos con la furgoneta y fue como una señal. Decidimos unir las dos partes que considerábamos fundamentales: ayudar y rescatar a los animales de granjas y mataderos, y contar sus historias para lanzar un mensaje de respeto y Derechos Animales.

Desde el principio decidimos que los rescates fuesen el motor de generar conciencia, intentando dar un mensaje de urgencia, transmitiendo que los animales en granjas y mataderos viven vidas terribles y que todos ellos querrían escapar de allí y que por ello, merecen ser rescatados y llevados a un lugar seguro. De ahí el nombre de Wings of Heart, “Alas de Corazón”, porque queríamos ser esas alas que volasen hasta los animales, los seres con corazón, y los sacasen más allá de los muros de las granjas donde les tienen presos, hasta un lugar seguro.

MV:Han pasado ya cinco años desde la creación del santuario, ¿cómo valoráis estos años?

LL y ET: Han sido cinco años de mucho aprendizaje. Empezamos con unas ideas y han cambiado con el tiempo. Aprendes como es la gente, como eres tú mismo. Estamos orgullosos de haber trabajado todo este tiempo sin descanso y seguir con ganas tras tantas historias y problemas. Mucha gente se inspiró para iniciar su propio proyecto de santuario y eso nos hace muy felices. Creemos que ha sido la fase de aprendizaje y que ahora ya hemos aprendido para iniciar una nueva fase que esperamos que sea mucho más efectiva para ayudar a los animales

MV:En el santuario conviven más de 300 habitantes de diferentes especies, ¿qué momento os marcado más por emotivo, sorprendente, trascendental…?

LL y ET: Con tantas historias es difícil destacar alguna. Conocer dos becerros de lidia y comprender que son seres asustadizos que solo quieren vivir en paz; ovejas que llegan tan enfermas que su organismo apenas puede mantener los latidos de su corazón, pero que tiene tantas ganas de vivir que no se llegan a rendir o gallinas que fueron arrojadas a un contenedor de cadáveres agonizando y se llegan a recuperar.

#UnHogarSeguro, la campaña de Wings of Heart para cubrir las necesidades de sus habitantes

María Estrella fue abandonada con parálisis posterior en un barranco. Estuvo a punto de morir, pero se recuperó; recayó varias veces por enfermedad muy grave y se recuperó. Estaba embarazada y perdió a su hijo porque no pudo dar a luz. Eso puede provocar la muerte por infección interna, pero ella volvió a recuperarse y siguió luchando durante meses, aunque necesitaba su silla para estar de pie. Cuando se rindió, te paras a pensar en lo fuerte que hay que ser, cuánto tienes que amar vivir, para luchar como ella lo hizo. Pasas por una granja cualquiera, con mil cabras y ovejas, y piensas que todas ellas harían lo mismo, que son seres increíbles a los que oprimen, explotan, maltratan, abusan y asesinan sin piedad, de forma sistemática, en cantidades de cientos de millones cada año. No sabemos si hay algo más trascendente que darte cuenta de eso.

MV:Tanto en las visitas al santuario como a través de los vídeos que publicáis en las redes sociales, muchas personas que no son veganas han conocido a los habitantes del santuario, ¿en qué medida pensáis que ha influido en ellas ponerle nombre y cara a las víctimas de la explotación animal y ver cuáles son sus comportamientos cuando viven libres en un ambiente de respeto?

LL y ET:Mucha gente nos escribe o comenta que cambiaron gracias a las historias de los habitantes, o cuando estuvieron de visita. Siempre hemos creído que convertir a algo en alguien es muy importante para despertar la empatía. La gente escucha “cerdo”, “oveja”, “gallina” o “vaca” y piensa en máquinas de producir pero con el aspecto animal. Pero no les atribuye características de seres emocionales, que es lo que son.

Cuando empiezas a pensar en ellos de esa manera, te das cuenta de que, en realidad, obligarlos a vivir en granjas y a morir en mataderos es algo especialmente cruel. Ya no se trata de animales que han nacido para eso y lo asumen sin rechistar, sino que todos ellos llegan al matadero queriendo vivir y lucharán con todas sus fuerzas por escapar de allí, aunque nunca lo consigan.

Cuando llevábamos apenas seis meses con Wings of Heart nos dimos cuenta de lo importante que podía ser comparar a los animales considerados de granja con perros y gatos, con esos otros seres que todos asumimos que quieren vivir y que tenemos el deber de proteger y ayudar. ¡Y que nos escandaliza pensar que en otros lugares se los puedan comer! Así que, aparte de la idea puramente racional de justicia e igualdad, empezamos a trabajar especialmente el componente emocional del mensaje para que la gente pensase en esos “otros” como seres que sienten, quieren vivir y disfrutar, porque hasta ese momento se mencionaba, pero se hacía dentro de un discurso muy racional. Así que empezamos a enfocar una parte importante atribuyendo emociones a los animales explotados, las que sienten y que nos han hecho creer que no poseen.

Fotos | Wings of Heart

Comparte:

Un comentario en “#UnHogarSeguro, la campaña de Wings of Heart para cubrir las necesidades de sus habitantes

  1. Que feliz me siento por esta gran labor que estáis haciendo yo siento lo mismo amo a los animales tengo un montón y ayudo a los que puedo ojalá estuviera cerca vuestro que X feliz seria de poder estar ahí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 

Necesitamos tu nombre, email y web (opcional) para poder publicar tu comentario. Los datos introducidos solo serán utilizados para ese propósito.  En cualquier momento podrás ejercer tu derecho de acceso, rectificación, cancelación, información y oposición tal y como se describe en nuestra política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR