home Activismo, Libros, Noticias, Novedades, Opinión Hacia mundos más animales, conectando opresiones

Hacia mundos más animales, conectando opresiones

Hace unos meses os hablábamos del libro La política sexual de la carne y de cómo este analiza la relación y el vínculo entre el consumo de animales y el patriarcado y la conexión entre feminismo y antiespecismo. Esta misma línea es la que sigue Hacia mundos más animales, un ensayo escrito por Laura Fernández y publicado por Ochodoscuatro ediciones, que disecciona la relación entre todas las opresiones y su nexo en común: el pensamiento binario (humano/animal, hombre/mujer, occidente/oriente, etc.).

Hacia mundos más animales argumenta que es el pensamiento binario el que ha creado un sistema que nos separa de los animales, en el que solo los intereses de los humanos tienen importancia, mientras los animales y sus cuerpos se convierten en meras mercancías. Como consecuencia de lo anterior y en oposición a este sistema antropocéntrico surge el antiespecismo como un conjunto de resistencias. A lo largo de sus páginas, la autora desmonta el sistema de dominación especista. Lo hace desde el punto de vista de los cuerpos de los oprimidxs, describiendo los tres ejes en los que se sostiene este: la ocultación de lo que pasa con los animales, el control del lenguaje y la desconexión entre los productos y los animales utilizados, poniendo el foco en el sistema y no en los individuos.

Hacia mundos más animales, conectando opresiones

Laura Fernández expone que los sistemas de opresión funcionan conjuntamente y la necesidad de la interseccionalidad como una herramienta necesaria para entender los vínculos y así poder avanzar hacia su final. En el capítulo central del libro describe las interrelaciones entre las distintas opresiones: la de animales no humanos, la dominación colonial, el heteropatriarcado, el racismo, etc. Las detalla y ofrece ejemplos como el vínculo entre la expulsión de lxs indígenas y la expulsión de los animales salvajes de sus hábitats para ser llevadxs a circos y zoológicos; el de la explotación de los cuerpos de los animales en las granjas, cerdas o vacas constantemente embarazadas, con la explotación sexual de mujeres. Sin embargo, a pesar de la explotación y de la opresión, los cuerpos se presentan como lugares de resistencia y el reconocimiento de su deseo de libertad hace que los animales escapen de granjas o mataderos.

Este libro es una excelente herramienta para entender cómo funcionan los sistemas de opresión y cómo la interseccionalidad puede ayudar a acabar con las raíces comunes de las opresiones. Una idea está más que clara: acabar con las opresiones pasa por dejar de usar otros cuerpos.

En la web de Ochodoscuatro se puede encontrar los puntos de venta del libro y asimismo, su versión gratuita en pdf.

Fotos | Madrid Vegano 

Comparte:

Un comentario en “Hacia mundos más animales, conectando opresiones

  1. La opresíón sólo es un tipo de violencia institucionalizada, ignora otras violencias.
    Si voy por la calle y pateo a un perro no hay opresión, pero sí hay violencia. Igualmente, si yo dejo de alimentar a mis gatas o si una madre deja de alimentar a su bebé tampoco hay opresión, pero hay violencia por omisión.
    Mucho cuidado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 

Necesitamos tu nombre, email y web (opcional) para poder publicar tu comentario. Los datos introducidos solo serán utilizados para ese propósito.  En cualquier momento podrás ejercer tu derecho de acceso, rectificación, cancelación, información y oposición tal y como se describe en nuestra política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR