home Información, Novedades, Productos veganos Cinco cosas que no son veganas, aunque pienses que sí

Cinco cosas que no son veganas, aunque pienses que sí

Cuando comienzas a plantearte qué productos son 100 % vegetales y cuáles no, lo normal es que te lleves unas cuantas sorpresas. Este artículo te cuenta cinco cosas que no son veganas por defecto, aunque seguramente antes de investigarlo pensabas que sí lo eran. Si eres una persona vegana de largo recorrido, seguro que has tenido que leer unas cuantas etiquetas y preguntar para descubrirlo. En la actualidad, por suerte, cada vez más marcas optan por los etiquetados en los que indican si lo que venden es vegano o no.

1. Las bebidas 

Esto es una de las cosas que más desapercibidas pasan en el tema de la alimentación cuando se da el paso al veganismo porque muchas veces no tenemos ni idea de qué podría ser aquello de origen animal.

En el libro que acabo de publicar «Viaja vegano», que ofrece consejos para viajar respetando a los animales, el planeta y a las personas que habitan en el destino, en el apartado de gastronomía hablo extensamente de este asunto, especialmente, pensando en las personas que están dando sus primeros pasos en una alimentación 100 % vegetal.

En general: 

Lo primero que debéis saber es que ecológico no equivale a vegano, es decir la seguridad de que sean veganos os la dan las certificaciones de la UVE o de la Vegan Society.

Algunas bebidas de color rojo intenso obtienen este tono al añadir el colorante E-120 o colorante cochinilla que se obtiene aplastando a las hembras del insecto cochinilla del nopal.

¿Qué pasa con el vino y con la cerveza?

El fondo de la cuestión es el proceso de clarificación que sufren estas bebidas y que sirve eliminar partículas en suspensión y conseguir un producto final nítido. Algunas de esas sustancias clarificantes pueden ser de origen animal, aunque existen alternativas vegetales.

Algunos agentes clarificantes de origen animal que se encuentran en la cerveza:

  • Cola de pescado o ictiocola (proteína extraída de la vejiga natatoria de algunos peces como el esturión o el bacalao)
  • Gelatinas (procedentes de huesos, tendones y ligamentos de animales como terneros y cerdos)
  • Clara de huevo
  • Glicerol de origen animal
  • Pepsina (una enzima secretada por el estómago de los vertebrados)
  • Lactosa

Algunos agentes clarificantes de origen animal que se encuentran en el vino:

  • Cola de pescado o ictiocola (proteína extraída de la vejiga natatoria de algunos peces como el esturión o el bacalao)
  • Gelatinas (procedentes de cartílago de peces o de huesos y colágeno de pieles de animales)
  • Clara de huevo 
  • Caseína (proteína láctea)

¿Qué pasa con otro tipo de bebidas?

En la elaboración de la sidra se suele usar la gelatina como clarificante, aunque existen marcas que usan sustancias de origen vegetal. En lo que se refiere a aguardientes como whisky, ron, vodka o ginebra es relativamente fácil que sean veganos. Mientras que en el caso de los licores, pueden contener lácteos o huevo en su composición.

En cuanto a las bebidas no alcohólicas, los ingredientes de origen animal pueden ser gelatina para dar color naranja; el aditivo E-120 para el rojo intenso; contienen algún tipo de lácteo, huevo o miel o en el caso de los zumos concentrados porque la pulpa puede haber sido eliminada usando sustancias clarificantes de origen animal.

2. Las gominolas

En el caso de las gominolas, el ingrediente de origen animal más común en su composición es la gelatina que procede de cartílagos, huesos y otros tejidos de animales. Por supuesto, existen gominolas veganas en las que se suele usar el agar-agar, que procede de algunos tipos de algas, o pectinas para dar la textura que otorga la gelatina. Hay también hay que tener en cuenta la presencia del aditivo E-120.

Cinco cosas que no son veganas, aunque pienses que sí

3. Los preservativos

En lo que se refiere a los preservativos, la mayoría no son veganos porque contienen caseína (proteína de la leche) que se suele añadir al látex para reblandecerlo. Los condones elaborados sin látex suelen estar hechos de poliisopreno o poliuretano lo que equivale a que no llevan caseína, pero en este punto habría que cerciorarse si son cruelty-free. Algo que explicaremos en el siguiente punto. Al final, lo más seguro es encontrar una marca que lleve la etiqueta de la UVE o de la Vegan Society o comprarlos en una tienda vegana.

4. El maquillaje cruelty-free

A veces se confunden los términos vegano -producto que no ha sido elaborado con ingredientes de origen animal- y cruelty-free -producto que no ha sido testado en animales. Vegano y cruelty-free no son sinónimos. Este último término aparece frecuentemente en los artículos de cosmética y maquillaje, pero cruelty-free no implica que el producto sea vegano ni lo contrario, vegano no implica que el producto no haya sido testado en animales. Por lo tanto, son necesarias ambas etiquetas: vegan y cruelty-free que se suele representar con el símbolo de un conejo blanco.

Cinco cosas que no son veganas, aunque pienses que sí

5. La vitamina D (+ omega-3)

Cuando hablamos de suplementación, debemos tener claro que la vitamina B12 en sí misma es una sustancia vegana, pero claro hay que tener en cuenta de qué manera están elaborados los comprimidos que la contienen y no es raro llevarse la sorpresa de que estos contienen lactosa.

En el caso del omega-3, lo habitual es que sea aceite de pescado, es decir que proceda de peces, pero existen marcas que lo elaboran a partir de sustancias vegetales como Veggunn que lo sintetiza a partir de algas. Incluso si encuentras un suplemento de omega-3 de origen vegetal, fíjate cuál es la composición de las cápsulas porque pueden estar compuestas de gelatina. Aquí lo más seguro es buscar una marca 100 % vegana o un producto certificado vegano.

En cuanto a la vitamina D, hace un tiempo en las leches vegetales muchas veces se añadía D3 de origen animal y eso hacía que no fueran aptas para personas veganas, ahora esto es más fácil de descubrir porque la mayoría de las leches vegetales indican sin son veganas o no. Debes saber que existe tanto vitamina D3 de origen animal como vegetal, por ejemplo de la marca Veggunn, y que siempre es preferible tomar vitamina D3 que vitamina D2 -que es de origen vegetal- porque la vitamina D3 es más potente a la hora de elevar y mantener las concentraciones séricas de esta vitamina y produce un mayor almacenamiento de la misma.

En general, siempre que compréis un suplemento que vaya en cápsula, comprobad que no esté elaborada de gelatina.

Fotos | Candy Kittens | Green Condom Club | Veggunn (Todos productos veganos)

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 

Necesitamos tu nombre, email y web (opcional) para poder publicar tu comentario. Los datos introducidos solo serán utilizados para ese propósito.  En cualquier momento podrás ejercer tu derecho de acceso, rectificación, cancelación, información y oposición tal y como se describe en nuestra política de privacidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR